02 | 06 | 2020

La Tribu

Somos amigos de todos y de todo. Nuestra misión es unir en un solo lugar la espiritualidad, el amor por el planeta y los animales, el bienestar, la alimentación consciente y el consumo responsable. 

¿QUIÉNES SOMOS?

Esta es una pregunta aparentemente fácil de responder, sin embargo, tiene muchas opciones de respuesta, así que voy a intentar encontrar la mejor opción de todas para que sepan realmente quienes estamos tras bambalinas en este proyecto tan hermoso al que decidimos apostarle y esperamos ustedes lo hagan también.

Por lo general, cuando nos preguntan quiénes somos, tendemos a responder con nuestra profesión o con nuestra posición o cargo en una empresa, entonces podría decir que, somos un Ingeniero Químico, una Ingeniera Informática, una Terapeuta Holística, una Administradora de Sistemas Informáticos, un Soldador y una Administradora de Negocios, es decir un equipo interdisciplinario con diferentes habilidades y talentos que buscan fomentar el cuidado por el planeta.

¿Qué tal? No los convence, ¿verdad? En realidad, a mí tampoco. Sigamos intentando.

Somos Carlos, Angélica, Cristina, Verónica, Hector y Lina, un grupo de emprendedores, soñadores, muy inteligentes (casi nerds J) que desde hace varios años hemos estado en la búsqueda de una oportunidad que nos permita trasmitirle al mundo un mensaje de esperanza, de amor y de construcción de un futuro diferente para las generaciones que vienen.

¿Y ahora? Aunque todo es cierto, creo que suena un poco cliché. Entonces, vamos de nuevo.

Somos un grupo de amigos, hermanos de la vida, unidos por el destino de alguna forma para que hoy juntos tomáramos la decisión de hacer algo diferente, quitarnos las etiquetas de “profesionales exitosos” y mostrar lo que realmente somos, hacemos y nos apasiona. Amamos la vida, amamos la naturaleza, nos encanta la familia, reírnos, comer, contar chistes malos, compartir tiempo juntos, hacer deporte, cocinar, ir a cine, ayudar a quien lo necesita, disfrutar la vida, somos una familia.

Y así podría seguir… contando muchísimas más cosas acerca de nosotros, pero realmente ¿qué nos pasó? ¿qué fue lo que nos trajo hasta este punto? ¿qué fue lo que detonó en nosotros para hacer un alto en el camino?

En realidad, somos personas comunes y corrientes, sin nada especial, como muchos de ustedes, iniciamos este 2020 llenos de metas y sueños, con planes de viajar, de emprender, de comprar una casa, o un carro, de realizar nuevos inicios y proyectos, pero resultó que no fue como estábamos esperando. Este 2020 resultó ser un año un poco duro, hasta me atrevería a decir que aterrador, con una cruda realidad, con noticias fuertes y desesperanzadoras, con cambios obligatorios tan radicales que finalmente nos hicieron despertar, despertar de la ignorancia, de la indiferencia, del piloto automático en el que veníamos viviendo la vida, el día a día.

Resultó ser un año en el que finalmente aceptamos la necesidad que teníamos de cambiar, cambiar realmente, en todos los sentidos y ámbitos de nuestra vida.

Mientras habíamos estado confinados, tratando de reinventarnos, de no volvernos locos conviviendo con nosotros mismos y nuestras familias las 24 horas del día, algo más estaba ocurriendo afuera, la naturaleza ha estado retomando su rumbo, el planeta ha restablecido su orden, la madre Tierra se está sanando, restaurando, curando y nos dice a gritos que NO nos necesita, nos está mostrando que somos nosotros, los seres humanos, quienes la necesitamos para sobrevivir y aun así no la cuidamos, pasamos por alto que con cada decisión que tomamos día tras día la estamos afectando e impactando, obviamente más negativa que positivamente.

Así que con todo esto nos pusimos a pensar, de qué manera podríamos evitar que una situación como esta se repitiera, cómo podríamos ayudar con el cuidado del planeta, qué es aquello que está en nuestras manos y en nuestro control o dominio que puede servir como contribución a nuestra madre Tierra y finalmente, la respuesta llegó… decidimos volver a la esencia, al pasado, a lo natural, a lo orgánico, decidimos convertirnos en una Tribu, la Tribu Vital, que trabaja por la vida, por el amor a la tierra, a los animales, a la naturaleza, a los demás seres humanos y a todo lo que nos rodea.

Entonces qué tal si este 2020 no es el final, sino que es el inicio de una nueva realidad, qué tal si hacemos de este 2020 el mejor año para cambiar, para hacer nuevos propósitos y nuevos compromisos con nosotros mismos y con las nuevas generaciones que vienen en camino, qué tal si, como dijo Gandhi, somos el cambio que queremos ver en el mundo.

Y eso precisamente decidimos ser nosotros, los que nos determinamos a aportar al cambio con un grano de arena, con acciones fáciles y diarias que nos permitan tener una existencia más duradera, saludable y feliz.

Si tú también resuenas con esto, quieres hacer parte de nuestra tribu y quieres saber cómo puedes contribuir también, te invito para que sigas leyendo nuestro blog.

Publicaremos muchos más artículos en los que te contamos cómo juntos podemos hacer la diferencia.

Queremos aportar a este planeta, a esta humanidad, buscando ser habitantes mucho más sanos, más sensibles, más conscientes. Este es un espacio para ti, para tu familia, para tus amigos, para tus mascotas, para tus ideas.

¡Bienvenidx a la tribu! 

Qué estás buscando?